Identificado uno de los mayores estafadores de criptomonedas establecido en España y buscado por INTERPOL desde 2015

0
582

EL FARO

  • En su última estafa, tras la creación de una nueva moneda virtual bajo el token “Holdlife”, sustrajo más de medio millón de euros a cientos de afectados
  • En un primer momento, la colaboración de muchas de estas personas en los canales abiertos por la Guardia Civil para perseguir este fenómeno delincuencial, ha sido determinante para conocer el volumen de esta estafa
  • El Departamento Contra el Cibercrimen de UCO, antes denominado Departamento de Delitos Telemáticos, pone a disposición de posibles víctimas de esta estafa la cuenta de correo electrónico ciberestafas@guardiacivil.org como punto de contacto

La Guardia Civil, a través de su Departamento Contra el Cibercrimen de la Unidad Central Operativa, ha llevado a cabo la que se ha denominado Operación Hodlife, en la que ha sido detenido en Letonia uno de los mayores ciberestafadores de criptomonedas conocidos, fugado de la justicia internacional y buscado por organismos policiales internacionales desde 2015.

Lanzamiento de una nueva criptodivisa; “HODLIFE, The Unicorn Token”

Gracias al volumen de información aportada por afectados en los canales de comunicación ciudadana habilitados por la Guardia Civil al efecto, se pudo seguir el rastro del lanzamiento, o “airdrop”, de una nueva moneda virtual, proyecto denominado por sus creadores como “HODLIFE, The Unicorn Token”, quienes, para atraer inversión de fondos, prometían a sus “hodlers”, o usuarios que invierten en criptomoneda, el reparto entre todos ellos de parte de las comisiones de las operaciones que se realizaran en esta nueva plataforma.

De esta manera, el ahora detenido se hizo con el control de criptodivisas por valor de más de 500.000 , dejando atrás más de un millar de afectados.

Para la difusión de este proyecto, el detenido utilizó los canales más habituales en la comunicación digital actual, mediante agresivas campañas de publicidad en perfiles de Twitter, Telegram y en una página web creada exprofeso, consiguiendo rápidamente atraer a una gran comunidad de usuarios que, gracias a los mensajes lanzados desde estas plataformas, estaban siendo embaucados para depositar sus criptodivisas en esta nueva línea de negocio.

Para dar una mayor credibilidad a estas campañas, el creador de HODLIFE se hizo con los servicios de un actor, el cual grababa vídeos promocionales del proyecto haciéndose pasar por el propio creador del mismo.

En estos vídeos, el actor y falso creador, transmitía mensajes de agradecimiento a toda la nueva comunidad de adeptos, al mismo tiempo que los mantenía al tanto de las novedades más relevantes, logros y nuevas implementaciones en la mecánica del proyecto.  

 “Rug pull” o “tirar de la alfombra”. Inicio de la investigación

Finalmente, a finales del pasado mes de junio, todos los inversores que habían invertido sus criptomonedas en HODLIFE, pudieron ver cómo éstas habían sido transferidas hacia otras carteras, no quedando rastro alguno de sus inversiones, percatándose en ese momento de que habían sido estafados.

Este tipo de estafa, es comúnmente conocido como “rug pull” o “tirar de la alfombra”, y consiste en que los desarrolladores de un proyecto abandonan el mismo y se dan a la fuga con el dinero de los inversores.

Iniciada así la investigación por parte del Departamento Contra el Cibercrimen de UCO, los investigadores pudieron ir rastreando lentamente la ruta que siguieron los fondos sustraídos,  pese a que el autor del fraude se sirvió de diversas medidas para borrar la misma, tales como el cambio de divisa de las criptomonedas, traspasos a distintas redes de la blockchain, o el uso de plataformas que ofrecen servicios de “mixing” o mezcla de criptoactivos con los de otros usuarios, consiguiendo así dificultar el identificar la titularidad de cada una de las carteras en las que están depositados los fondos.

En este exhaustivo análisis sobre la trazabilidad de las carteras digitales asociadas a HODLIFE, los agentes pudieron corroborar las vinculaciones con otra billetera cuya titularidad recaía en A.T, ciudadano lituano de 29 años del que se tenía constancia de su estancia en nuestro país durante largas temporadas desde 2020.

De la misma manera se pudo averiguar que la mayoría de los fondos de esa billetera tenían su origen en las mismas plataformas de “mixing” que fueron utilizadas para desviar las criptodivisas procedentes de HODLIFE. Todos esos ingresos eran anteriores a la estafa objeto de esta investigación, ascendiendo los mismos a 600.000 €, poniendo de manifiesto que esta persona hacía de la estafa su forma de vida.

Mansiones de 1000 € diarios de alquiler

De manera paralela, la investigación se centró en poder definir la ubicación exacta desde dónde el estafador estaba llevando a cabo toda su operativa, pudiendo concretar tras el estudio y análisis de diferentes conexiones a internet, que este individuo estaba actuando desde España, concretamente desde una de las zonas más exclusivas de la Costa del Sol.

Siguiendo el rastro de esta persona, los agentes pudieron comprobar el alto nivel de vida que llevaba, tanto él como sus acompañantes, residiendo en villas de lujo de rentas superiores a los mil euros diarios o alquilando coches de alta gama de las marcas más exclusivas, así como gastando ingentes cantidades de dinero en tiendas de ropa de diseño y en los locales de restauración más destacados de la Costa del Sol.

También fue determinante para los agentes el conocer como alternaban la residencia en las citadas villas, con otras en hoteles, pudiendo verificar que era en estos últimos donde utilizaban las conexiones de internet de los mismos para conectarse a diferentes plataformas de compra venta de criptomonedas y transferir fondos robados a carteras de su titularidad.

Documentación falsa y orden de detención y extradición por EE.UU

Centrada la investigación tanto en el ahora detenido, como en su entorno más cercano, los agentes pudieron confirmar que en realidad este individuo no era de origen lituano sino letón y que ha estado varios años portando documentación personal falsa. 

Una vez identificado sin ningún género de dudas, la Guardia Civil activó todos los mecanismos de cooperación policial internacional, pudiendo así conocer el periplo por distintos países del estafador, alquilando vehículos y mansiones en todos ellos, llegando incluso a poseer tarjetas de crédito y cuentas bancarias con titularidad falsa.

Igualmente se ha podido precisar, que a esta persona le constaba una orden de búsqueda, detención y extradición ordenada por Estados Unidos en 2015 motivada por la comisión de estafas.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí