La Policía Nacional incauta 512 plantas de marihuana alojadas en los sótanos de dos viviendas, así como más de 300 esquejes, tres bolsas con picadura y más de 700 euros

0
1316

EL FARO

  • En la Operación Boabdil han resultado detenidos dos varones de nacionalidades española y boliviana de 42 y 22 años y una mujer de 45 años también española, a quienes se considera presuntos autores de delitos de tráfico de drogas y defraudación del fluido eléctrico
  • Los registros domiciliarios se saldaron con la intervención de  423 plantas de cannabis sativa y 317 esquejes en la primera vivienda; así como 89 plantas cortadas y colgadas en proceso de secado en la segunda, en la que también se hallaron tres bolsas de la basura con picadura de marihuana situadas en la chimenea del inmueble
  • Uno de los detenidos, que se encontraba presente en el registro de la primera vivienda, portaba 710 euros en efectivo que fueron requisados por los agentes
Plantación de marihuana incautada por la policía.

Agentes de la Policía Nacional de Granada han registrado dos viviendas situadas en Híjar, Las Gabias, en cuyos sótanos han hallado plantaciones de interior de marihuana a gran escala. La Operación Boabdil se ha saldado con un total de 512 plantas de marihuana intervenidas, más 317 esquejes, tres bolsas con picadura y 710 euros en efectivo. Han resultado detenidos dos varones de nacionalidades española y boliviana de 42 y 22 años y una mujer de 45 años, también española, esta última con antecedentes policiales, como presuntos responsables de los cultivos a gran escala localizados, así como de delitos de defraudación de fluido eléctrico.

Investigaciones centradas en dos viviendas situadas en Híjar

Policías de la Comisaría de Distrito Sur de Granada iniciaron las investigaciones sobre dos viviendas situadas en la localidad de Híjar, en cuyos sótanos se estaría produciendo marihuana a gran escala para su posterior venta y distribución. Los agentes obtuvieron evidencias sobre la posible existencia de las plantaciones en ambos inmuebles y tras una serie de pesquisas, confirmaron que se estaban desarrollando dichos cultivos. También identificaron a los presuntos responsables, dos varones de nacionalidades española y boliviana de 42 y 22 años respectivamente y una mujer de 45 años, ciudadana española, esta última con antecedentes policiales, los cuales fueron posteriormente detenidos.

La investigación se desarrolló paralelamente sobre el delito de defraudación de fluido eléctrico, que suele ir conexo en este tipo de delitos y así, con la intervención de técnicos especialistas de ENDESA, pudieron establecer que ambas viviendas contaban con conexiones ilegales a la red de suministro eléctrico, delito que también se atribuye a los arrestados.

Una vez finalizada la investigación, se procedió al registro de ambas viviendas, cuyo resultado vino a corroborar los indicios previamente detectados. En la primera vivienda registrada, los agentes intervinieron 423 plantas de marihuana en avanzado estado de floración, ubicadas en el sótano de la misma, así como 317 esquejes de la misma planta, las cuales encontraban en una habituación situada en la primera planta del inmueble. En esta vivienda también se intervinieron de 710 euros en moneda fraccionada, que estaban en posesión de uno de los detenidos allí presente. En la segunda vivienda se incautaron 89 plantas de marihuana con cogollos, halladas igualmente en el sótano del inmueble, ya colgadas en proceso de secado, así como tres bolsas de basura con picadura de marihuana alojadas en el interior de una chimenea.

Los lugares donde se encontraba la droga intervenida estaban dotados de la infraestructura necesaria para favorecer el crecimiento de las plantas tales como aparatos de aire acondicionado, ventiladores, balastros, lámparas halógenas, estaciones meteorológicas, filtros de carbono y ozono o turbinas, que fueron desmanteladas por los agentes.

Los detenidos ya han pasado a disposición de la autoridad judicial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí