Gualchos-Castell de Ferro, sede del estudio de gestión de residuos agrícolas de Ecopuertos

0
497

Esta mañana ha tenido lugar una reunión con Enrique Montero y los profesionales que van a llevar a cabo el estudio, que ya se comenzó en 2017, y que tiene como objetivo detectar las zonas de acumulación de desechos procedentes de la agricultura para evitar que acaben en el mar

Reunión de Ecopuertos en el Ayto. de Gualchos-Castell de Ferro (EL FARO)

Esta mañana ha tenido lugar en el Ayuntamiento de Gualchos-Castell de Ferro un encuentro entre responsables municipales y representantes de la Asociación y Proyecto Ecopuertos para retomar un estudio que ya se hizo en 2017 sobre la gestión de residuos agrícolas en esta zona del levante granadino.

La alcaldesa Toñi Antequera  ha estado acompañada del teniente de alcalde, Celedonio Puga, y la técnica municipal de Medio Ambiente Inmaculada Gómez, además de un  representante de la cooperativa El Grupo, José Correa, que durante el encuentro han podido trasladar a Enrique Montero, profesor de la Universidad de Cádiz y máximo representante de Ecopuertos los contactos para facilitar el desarrollo de este estudio.

El proyecto que se retoma es el que en 2017 se llevó a cabo bajo la denominación de Proyecto Valiente, donde ya participó la cooperativa El Grupo y que ahora de nuevo vuelve a colaborar, especialmente aportando datos sobre los agricultores que tienen sus invernaderos en las zonas limítrofes a la Rambla de Gualchos.

Enrique Montero ha explicado que son tres licenciados de la Universidad de Cádiz los encargados de realizar este estudio sobre el terreno que pretende evitar que los desechos agrícolas acaben en el mar y a la vez, tiene como objetivo lograr que se implante un sistema eficaz de gestión de residuos, de tal modo que a los agricultores les sea eficiente y productivo llevarlos a un lugar localizado.

“En 2017 comenzamos a recoger residuos de nuestro mar y nos dimos cuenta de que gran parte de ellos provenía de la agricultura, por lo cual nos pusimos manos a la obra para intentar dar una solución. Y de aquí viene este estudio con el que ahora retomamos, centrados en Castell de Ferro que siempre nos ha tendido la mano y de hecho, ya tuvimos la oportunidad de colaborar hace unos años con la recogida de más de 1000 neumáticos de este litoral”, ha relatado Enrique Montero en su visita.

Los trabajos han dado comienzo con los tres vuelos de los drones de la Universidad de Cádiz, equipados con sensores multiespectrales y con los cuales se han detectado las zonas de mayor acumulación de residuos agrícolas en la Rambla de Gualchos. Estos vuelos tuvieron lugar entre los meses de julio y septiembre, y ahora continúan ya con la llegada de los tres profesionales que se encargan del estudio. De hecho, una de estas personas ya se encuentra trabajando, otra que se incorporará en noviembre y una tercera más un poco más adelante.

De lo que se trata es de cuantificar los residuos que se generan en la agricultura intensiva con el objeto de poder definir con cierta precisión la forma y la gestión de estos residuos de forma que no acaben en el mar. Para ello se cuenta también con la colaboración de los propios agricultores.

Precisamente, la alcaldesa ha agradecido que se cuente con el Ayuntamiento y ha puesto en valor también la colaboración de los agricultores en este estudio del impacto de la agricultura intensiva en esta zona. “El problema principal no es que el agricultor no quiera hacer un reciclaje adecuado sino que los sistemas de gestión no están funcionando correctamente”, ha indicado Toñi Antequera, añadiendo que la intención es “seguir ayudando en este tipo de estudios y a la vez a nuestros agricultores que son los primeros interesados en que estos residuos se gestionen de la forma más adecuada”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí