Vuelve “Mujeres que se cuidan, mujeres que se quieren”, el proyecto de Diputación para mejorar el bienestar de la mujer en la provincia

0
382

EL FARO

Esta iniciativa, impulsada desde el área de Igualdad, celebra su segunda edición con el objetivo de mejorar la salud integral de las mujeres en Villanueva Mesía, Brácana, Jun y Válor

Vuelve “Mujeres que se cuidan, mujeres que se quieren”, el proyecto de Diputación para mejorar el bienestar de la mujer en la provincia (EL FARO)

La Diputación de Granada ha vuelto a poner en marcha, a través de la delegación de Igualdad, Juventud y Administración Electrónica, el proyecto “Mujeres que se cuidan, mujeres que se quieren”, que empezó su andadura el pasado 2020 con el objetivo de mejorar la salud integral de las mujeres de la provincia. En esta ocasión, se centrará en los municipios granadinos de Villanueva Mesía, Brácana, Jun y Válor.

Como parte de este proyecto, el área de Igualdad ha ofrecido un curso, que tendrá un total de doce sesiones, para potenciar la salud y el bienestar de las mujeres participantes. Así, en la primera sesión, la diputada de Igualdad, Juventud y Administración Electrónica, Mercedes Garzón, ha señalado que el bienestar y la salud de las mujeres “no puede disociarse” de las circunstancias de su vida cotidiana y del papel que desempeñan en la sociedad. Las mujeres tienen problemas de salud específicos y, además, otros generales, tanto de hombres como de mujeres, que pueden afectar a estas últimas de manera diferente.

Además, teniendo en cuenta las circunstancias excepcionales vividas a raíz de la Covid-19, las mujeres se encuentran en una situación de “especial vulnerabilidad” en lo que a salud y bienestar se refiere, ya que muchas de ellas sufren “en carne propia” las consecuencias derivadas de esta crisis sanitaria, según ha subrayado la diputada. De hecho, Garzón ha recordado que hay mujeres solas que deben hacerse cargo del cuidado de mayores, menores o personas dependientes; mujeres con sobrecarga de responsabilidades familiares, y mujeres que pierden su empleo o que desempeñan empleos en condiciones de precariedad importante, entre otras.

El objetivo del proyecto es visibilizar y potenciar la labor que las mujeres han desarrollado en relación a la salud a lo largo de la historia. Desde el principio de los tiempos, han estado y están ligadas a la vida y a la muerte por la capacidad de dar a luz y alimento. Antes, el espacio dedicado a la salud femenina en las sociedades era fundamental porque la salud se vinculaba a los cuidados básicos que transmitían las mujeres, como la alimentación, la higiene, el ejercicio físico y el modo en que se relacionaban.

Sin embargo, esta iniciativa apuesta por restablecer el sentido original de la salud asociado a los cuidados y la prevención, ligado más a la vida que a la enfermedad, al disfrute que al dolor, a la alegría que a la preocupación, recuperando así el espacio social fundamental dedicado a la salud específica de las mujeres como pilar fundamental en la salud global del planeta.

Sesiones y metodología

El proyecto se desarrollará a lo largo de doce sesiones, que seguirán una metodología activa-participativa y vivencial, en las que se tratarán aspectos fundamentales necesarios para potenciar un estado de salud general y de bienestar en las participantes, atendiendo al cuidado de la alimentación, el ejercicio físico, el descanso y la salud emocional en relación a las distintas fases de la vida de la mujer.

También se tendrán en cuenta aspectos más existenciales que no pueden separarse de un estado de bienestar general, como la creatividad, el disfrute y el sentido dado a la propia vida, teniendo siempre presente la fisiología femenina y los cuidados fundamentales para mantener la salud, desde una perspectiva integral y de género.

En cada sesión habrá dos partes diferenciadas: la primera estará enfocada a compartir saberes y exponer los contenidos de forma dinámica, dialogando con las participantes, por lo que será la parte expositiva y de reconocimiento; la segunda, en cambio, se  centrará en realizar el trabajo corporal ligero y adaptado a las condiciones físicas del grupo participante para potenciar la mejora de la salud de forma integral a través del movimiento, la relación y la música.

Se pretende en todo momento crear un clima de participación y confianza donde se compartan tanto saberes como experiencias en torno a la salud para poder dar a las participantes su reconocimiento y que tomen conciencia de que son realmente agentes imprescindibles de salud en la sociedad.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí