SEGÚN DEL LADO DE LOS 50 CM

0
899

SE HACE CAMINO AL ANDAR… (como decía el verso)

MANUEL MARÍA -Articulista-

Pues no, no ha podido ser; seguimos en la misma fase 1. Ya parece que esto se va solucionando; o no, o no sabemos, o no somos conscientes de lo que nos depara el futuro…

A decir verdad, convendría si un caso, no plantearnos esto de pasar de fases como una carrera; como una lucha con los otros municipios o provincias; como un juego en el que se va pasando de pantalla… aunque sé, por experiencia propia, que resulta difícil, pero debemos esforzarnos.

¿Tenemos constancia de la realidad? ¿Somos conscientes de lo que en verdad nos espera? ¿Sabemos, de verdad, como son, y cuales,  las circunstancias reales y verdaderas de la situación en éstos momentos? De verdad: ¿nos están contando la verdad?¿nos están diciendo la realidad de estos momentos?, ¿llegaremos algún día a saberlo todo?, o muy por el contrario, ¿ellos, los políticos, se están afanando en una lucha cruel, y desvergonzada, tan solo para alcanzar su objetivo: la poltrona? Como prueba, podemos ver, como aprovechando o no las circunstancias, nos van colando otras modificaciones reglamentarias; es decir, van cambiando, camufladas, algunas nuevas normas o leyes.

Y nosotros, como meros espectadores, como meros sufridores en casa, como meros peleles, nos están abandonando a nuestra suerte.

No sé, de verdad, prefiero pensar, por el bien de todos, que no, que esté equivocado en la segunda de mis afirmaciones.

Aunque, y creo que en otro artículo ya les hablé de las “palabrejas” de nuevo cuño que últimamente están creando, pues ahora vuelven a hacerlo, y la palabreja en cuestión no es otra que: COGOBERNANZA, ahí es nada… no estarán intentando con ésta palabra y sus actos camuflar una postura, como dicen algunos, pues no lo sé, pero si es así, sería de vergüenza; ¿es eso lo que nos espera? ¿Seremos los responsables de lo que nos pase con todo lo que todos se han equivocado? ¿Nos van  a hacer responsables directos o indirectos? No tienen vergüenza si piensan en eso.

Prefiero pensar, y además es lo más práctico, que todo va bien, que estamos saliendo, o casi, de ésta. Que todo va a ir mejorando, poco a poco, eso sí, pero mejorando. Sería una pena el pensar que tanto sacrificio, que tanto llanto, controlado o  no, que tanta lucha, que tanto confinamiento, que tantas privaciones… no han servido para nada; sería una pena, así que mejor acaso pensar que si, que han servido, que ha merecido la pena un “pequeño” esfuerzo…

Por lo menos, en la gran mayoría, la conciencia la podemos tener tranquila, hemos hecho todo lo que nos han pedido. ¡Valiente mierda, valiente consuelo!, me dirán. Pero bueno, consuelo a fin de cuentas. Ahora toca pensar en otras cosas. Ahora toca pensar en ¿la economía?, pero, y yo me pregunto: ¿Qué economía? ¿La nuestra, la de andar por casa? O ¿la de ellos? ¿La macro economía?¿la economía del país?

Ahora, de hecho, ya va asomando la patita el monstruo de los reproches. Ya se van oyendo quejas, caceroladas, manifas, peros…

Y ojo, que yo no me opongo a nada de esto, que no, de verdad que no, que no me hace falta saber que es un derecho reconocido, que sin saberlo también lo creo; que creo, y así estoy convencido, que todos tienen derecho a dar su opinión, todos. Pero por favor, eso sí, les pido que sea su opinión, que no sea la que nadie la inculcado, que no sean manipulados por una u otra opción. Y además, no pongan, por favor, en peligro a nadie.

Acaso todavía no ha llegado el momento de reclamar nada; de pedirle cuentas a nadie; que, paciencia; que, hay que esperar un poco más; pero bueno, cada quien es cada cual, y todos somos libres de escoger nuestros momentos, y como no nuestras afirmaciones o pensamientos.

Todavía estamos, o cuando menos así lo deberíamos ver, en el momento de apoyar, de animar, de darnos un respiro, de intentar controlar esto, de intentar controlar el bicho, y como no, aunque no sea por nosotros, aunque sea por todos, aunque sea por los que vienen detrás, hemos de, “unidos”, luchar por dejarlo mejor.

Creo que debemos luchar, todos juntos, por aprender de los errores que hemos podido cometer; por las incongruencias que hemos mantenido; por hacer nuestras esas luchas de las que tantas veces, de aquí atrás hemos relegado; luchemos por nuestro futuro, por el futuro que nos espera; y lo que debe ser mas importante todavía, por el futuro que les espera a ellos, a los que dejamos…

Acaso ahora, sea el momento de pensarnos, seriamente, más de una cosa. Cosas éstas que en otros tiempos, no tan lejanos, no les hemos dado la relevancia que tienen, y las hemos dejado en manos de otros. En el peor de los casos en manos de los políticos; sí, en manos, de esos mismos, que nos han demostrado no estar a la altura de lo que les pedíamos; no preocuparse por nosotros, no luchar por nosotros… simplemente, ellos a lo suyo; a su lucha; a su protesta, fingida, para alcanzar la popularidad, y nuestros votos.

Y no nos engañemos, han sido todos, todos los políticos, sin excepción, sin duda, sin excusa… todos y cada uno.

Ahora, con la perspectiva que da el tiempo, vamos, van ellos, descubriendo cosas nuevas sobre como actuar. Con eso es con lo que nos hemos de quedar, con eso, con los avances, con lo que a duras penas nos dejar “el bicho” saber de él, aprender a combatirlo; con eso, lo demás, ya llegará su momento. A todo marrano le llega su san martín que dicen.

Es verdad, que todos lo estamos pasando mal. Unos por un motivo, otros por otro, pero al final, todos; todos lo hemos y lo estamos pasado y pasando mal, pero, y esto es lo difícil de asimilar: hay que luchar, hay que pensar que ha merecido, o mejor, que merece la pena… ANIMO, FUERZA, y p´alante…

Un saludo. Un abrazo, cómo no, cariñoso y, por supuesto, VIRTUAL, (ya queda menos).

¡Ah! Y por favor, no lo olviden… INTERACTUEN…

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí