NO QUERER VOLVER

0
2131

NO QUERER VOLVER

MARÍA ROBLES, Co-directora de Essentia, Psicología y Bienestar.

Si eres de esas personas a las que escuchar la palabra “desescalada” les produce cierto rechazo, tranquila, no estás loca y no eres una inadaptada social.

Quizás incluso estés un poco más cuerda que antes….
Quizás es que has empezado a apreciar cosas que sabes que cuando esto termine te será más difícil disfrutar.
Quizás no quieras volver…quizás no quieras volver a tu vida en piloto automático, a tu vida sin conciencia, a las prisas por llegar a tiempo a lugares en los que ni siquiera te apetece estar, a perder siempre en tus prioridades, a dejarte siempre para último lugar, quizás no te motiva volver a pegarte esos madrugones, ni meterte en esas caravanas, sabiendo que no volverás a casa hasta la noche, sabiendo que se volverán a crear “distancias” con los que durante tantos días han sido tus compañeros de calabozo. Quizás no quieras volver a la frialdad de las llamadas de “de vez en cuando” y “de pasada” a los familiares más cercanos, quizás no quieras volver a vivir en un mundo de avaricia por acumular cosas, de consumismo perverso con boina de humo tóxico, de devastación. De volver a un mundo desigual e injusto que un miserable bicho a conseguido, en cierta forma y por un tiempo, equiparar.
Quizás no tengas ganas de arrancar porque todavía no te has saciado de parar.

Y claro…por supuesto que tendrás ganas de ver en persona a muchos seres queridos, de que te de el aire en la cara mientras caminas, de tumbarte en la arena cálida de la playa y de tomarte una tapita en ese bar que tanto te gusta…pero sin embargo…, tienes esa extraña sensación de emociones encontradas…de no querer volver y, ¿sabes? No estás loca.

Quizás esas sensaciones son una llamada de atención para cambiar algo, para empezar a hacer las cosas de una manera diferente.
Quizás todo no se resuelva con una vacuna, quizás debamos también comenzar a replantearnos nuestras prioridades, a preguntarnos en que tipo de mundo queremos vivir y a empezar por nuestro pequeño mundo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí