IU Granada propone fomentar un Plan de Empleo exigente que considere la realidad de las personas con discapacidad

0
613

“Abogamos por más inclusión en todos los sentidos», ha indicado el parlamentario Fernández

Jesús Fernández, en una de las comisiones del Parlamento Andaluz (Foto: El Faro)

El Parlamentario y Diputado de Izquierda Unida Granada, Jesús Fernández, ha preguntado en la Comisión de Discapacidad ante la consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo Rocío Blanco, sobre aspectos relacionados con el diseño y las variables a tener en cuenta a la hora de elaborar un Plan de Empleo destinado a las personas con discapacidad. Para ello, el Diputado ha apostillado que también hay que incluir en estos proyectos la situación de todas las personas que generan este valor económico y social; los familiares y profesionales. Según ha subrayado en su intervención, se trata de “construir entre todos una sociedad más accesible”.

Desde Izquierda Unida Granada, Jesús Fernández ha explicado que “abogamos por más inclusión en todos los sentidos ya que, es necesaria más participación de todos los colectivos, más transparencia en todos los procesos que gestionan estas políticas de empleo y más perspectiva de género que contemple los cuidados que recaen, en la mayoría de los casos, en las mujeres”.

En su intervención, el Parlamentario ha enfocado su argumentación en torno a varias cuestiones clave, entre ellas, qué medidas se fomentarán desde el sector público interviniendo así en las ayudas a PYMES o la colaboración con iniciativas empresariales. Jesús Fernández ha subrayado la importancia de que la formación de estas personas se prolongue durante toda su vida laboral, incidiendo en que una “sociedad inclusiva tiene que garantizar que sus centros ordinarios de empleo apuesten porque las personas con discapacidad cuenten como realidad, la permanencia de sus puestos de trabajo”.

El Diputado ha diferenciado en su intervención tres variables; el entorno laboral de las personas con discapacidad, como trabajadores de entidades públicas y privadas; los familiares de estas personas y por último, los profesionales que trabajan con este colectivo. Respecto a esta última, ha apostillado que hay que considerar a los profesionales que cuentan con alguna discapacidad y a los que carecen de ella. El Parlamentario ha explicado la necesidad que las Políticas de Empleo Público contemplen el aumento del porcentaje de participación de estas personas en la actividades económicas. Por ello, Jesús Fernández ha recalcado que  es necesario “adaptar las pruebas, incidiendo en mecanismos de lectura fácil y diseñando todos los medios necesarios que expongan la información clara desde todos los cauces posibles”.

Además de iniciativas que mejoren la accesibilidad física que “se garantice mediante la facilitación de medios de transporte o infraestructuras”, este colectivo debe disponer de medidas de accesibilidad comunicativa ya que “en reuniones de trabajo deben contar con la disposición de herramientas como bucles magnéticos, sistemas de FM, o resúmenes con información clara y accesible”. Jesús Fernández ha explicado la importancia de que la formación de este colectivo de personas “contemple la perspectiva de género puesto que, la brecha de género es enorme reflejando las mujeres trabajadoras un 35,45% y los hombres un 64,55%, según el Observatorio ARGOS”.

Entre otros aspectos, ha ensalzado el importante “papel social que conforman las personas que se encuentran a cargo de este colectivo o repercuten de algún modo en su desarrollo diario”. Para ello, el Parlamentario ha expuesto cuestiones relativas a qué ayudas favorecerían la inserción de los familiares en actividades económicas ya que “hay que facilitar el acceso al empleo de los familiares consiguiendo mayor conciliación a través de permisos y flexibilidad horaria. Un trabajo por el que debe apostar la Consejería de Salud y Familia”. El Parlamentario ha ilustrado que, “cuando entre la familia hay un hijo con discapacidad, los padres tienen que acudir a terapias y a un largo peregrinaje a los centros de atención temprana y uno de los padres tiene que dejar su empleo; situación que recae en más del 80% en la madre”. Además, ha subrayado cómo “al dejar su empleo, la familia cuenta con menos ingresos, acentuando esto mayores dificultades a la hora de volver a acceder al mercado laboral ya que tienen más de 45 años”. Así, es prioritario “fomentar políticas de empleo para estas edades”.

Por último, Fernández ha subrayado la diferencia entre los profesionales que tienen algún tipo de discapacidad de los que carecen de ella. Situación, según ha argumentado, que “exige que el diseño de proyectos se adapte a la realidad de este colectivo de profesionales” puesto que, “muchos profesionales que trabajan con este colectivo ayudan a su integración pero ellos quedan excluidos, porque no tienen esa posibilidad”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí