Teresa Jiménez-Becerril muestra su total rechazo a la aprobación del acuerdo entre la UE y Marruecos

0
855

Estrasburgo, 15 de febrero de 2012.-

La eurodiputada del PP Teresa Jiménez-Becerril ha manifestado su más enérgico rechazo a la aprobación del Acuerdo entre la Unión Europea y Marruecos sobre productos agrícolas, que se someterá a votación mañana, jueves, en el pleno del Parlamento Europeo, pues considera que perjudica gravemente los intereses de los agricultores españoles, afectando especialmente al sector agrario en Andalucía. 

Teresa Jiménez-Becerril ha recordado que respecto a este asunto “mi posición ha sido clara y no vacilante como la de los diputados socialistas, siempre fui contraria a apoyar un acuerdo que no ofrece garantías suficientes sobre el correcto cumplimiento del régimen de entrada en la Unión Europea de los productos hortofrutícolas procedentes de Marruecos”. La eurodiputada ha querido incidir en el hecho de que el Acuerdo “sí contó con el impulso del gobierno de Rodríguez Zapatero en el Consejo de Ministros de la UE, celebrado en diciembre de 2010”.

“Mi posición será la de un voto negativo el próximo jueves. Daré un no rotundo y firme a un acuerdo que no deja claro cómo combatirá las importaciones fraudulentas de frutas y hortalizas provenientes de Marruecos que se vienen produciendo, un acuerdo que no dice cómo se van a controlar los precios de entrada, aspectos cuya importancia es crucial porque son la clave de una justa reciprocidad”, ha manifestado la eurodiputada.

A su juicio, si finalmente se aprueba el acuerdo comercial con Marruecos, “los agricultores andaluces y de otras regiones españolas saldrán muy perjudicados. Ellos deben saber que nosotros, los eurodiputados del Partido Popular español, seguiremos trabajando para  evidenciar las consecuencias inaceptables que este acuerdo va a tener para los intereses de nuestros agricultores. Continuaremos exigiendo firmemente a la Comisión Europea que estudie los fraudes que de se deriven de este acuerdo y que trabaje para evitarlos”.

Teresa Jiménez-Becerril ha querido tener muy presentes a los trabajadores del campo, los  perjudicados por este acuerdo. “Me preocupan las familias andaluzas de agricultores que en periodos de tanta dificultad verán cómo su trabajo y su empeño por salvar un sector tan comprometido como el agrícola, no viene recompensado, sino ignorado por quienes no conocen la verdadera problemática de las importaciones de Marruecos, como el tomate, un producto de suma importancia en nuestro sector agrícola y cuyo reiterado incumplimiento de las condiciones establecidas por parte de Marruecos ha sido denunciado por las asociaciones agrarias ante Europa en muchas ocasiones”. 

FAECA GRANADA SOLICITA LA NO RATIFICACIÓN DEL ACUERDO COMERCIAL ENTRE LA UNIÓN EUROPEA Y MARRUECOS

El acuerdo comercial liberalizará las importaciones marroquíes a la UE con consecuencias económicas muy negativas para los agricultores y las cooperativas granadinas

Granada, 15 de febrero de 2012. La Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias, FAECA AC Granada insiste en su rechazo al nuevo acuerdo comercial entre la Unión Europea y Marruecos que supondrá un incremento de los intercambios de productos agrícolas y cuya ratificación será votada mañana en el Parlamento Europeo. A juicio de esta federación, la ratificación del acuerdo que ampliará la liberalización de las importaciones marroquíes y que ha contado con la oposición del sector agrario andaluz desde su firma el 14 de diciembre de 2009, conllevará consecuencias económicas muy negativas para los agricultores y las cooperativas españolas.  

En la provincia de Granada, los sectores más perjudicados con la entrada en vigor del acuerdo serían tomate, pepino, calabacín, pimiento y judía, aunque otras muchas frutas, hortalizas y cítricos quedarán totalmente desprotegidas frente a la liberalización de las importaciones. Con el nuevo acuerdo, Marruecos pasaría de un cupo de exportación con arancel reducido en tomate de 233.000 toneladas a 285.000 toneladas en cuatro años. También se ampliarán los contingentes de calabacín – 25.000 toneladas a 50.000 toneladas-, pepino -5.600 toneladas a 15.000 toneladas- y se aumentarán sustancialmente las cuotas de clementina, ajo y fresa. 

FAECA AC Granada denuncia que las cotizaciones de entrada establecidas en el protocolo están por debajo del coste de las frutas y hortalizas españolas – 0,46 €/kg en pepino y 0,449 €/kg en tomate-, lo que impide que los productores nacionales puedan competir con los precios del producto importado.  “Los agricultores de nuestras cooperativas no podrán soportar la competencia de estas importaciones con unos costes de producción mucho más bajos al no cumplir similares estándares de calidad, ni condiciones socio-laborales, ambientales y sanitarias” subraya el representante de frutas y hortalizas de FAECA AC Granada, Fulgencio Torres.

FAECA AC Granada también ha denunciado y se ha movilizado en reiteradas ocasiones frente al incumplimiento reiterado de los acuerdos comerciales por parte del país marroquí. Unos incumplimientos que han provocado el desplome de las cotizaciones en origen y unas pérdidas millonarias que superan cada campaña los 20 millones de euros, amenazando la continuidad de las explotaciones hortofrutícolas y las cooperativas. “No entendemos que se amplíen los contingentes sin garantizar unos mecanismos de control en frontera que velen por el cumplimiento estricto de las clausulas sobre precios y cupos de entrada; es una cuestión fundamental para el mantenimiento de nuestro tejido productivo que llevamos solicitando durante años”, denuncia Fulgencio Torres.  

Así mismo, FAECA AC-Granada exige que todas las producciones que accedan a la Unión Europea lo hagan en las mismas condiciones de calidad y seguridad alimentaria para preservar la competitividad de las frutas y hortalizas españolas y garantizar la seguridad alimentaria de los consumidores. “La autoridades comunitarias no deben dar luz verde a un acuerdo, sin garantizar el cumplimiento férreo de los controles de calidad, trazabilidad y sanitarios que exigen y merecen los consumidores europeos y que cumplen escrupulosamente las producciones granadinas, así como los principios de reciprocidad y preferencia comunitaria necesarios para poder competir en igualdad de condiciones. ”, añade Fulgencio Torres.

De ser ratificado mañana jueves, FAECA AC Granada concluye que el acuerdo comercial tendrá consecuencias económicas y sociales nefastas para el sector hortofrutícola granadino. Entre ellas, la competencia desleal agudizará la crisis de precios que atraviesan nuestras producciones  y acarreará la  desaparición de tejido productivo y de miles de empleos en toda la provincia. Para frenar lo que podría llegar a ser un auténtico desastre económico, FAECA AC-Granada apela a la responsabilidad de las autoridades comunitarias y solicita la no ratificación del acuerdo de liberalización comercial con Marruecos en los términos actuales.

RELEVANCIA DE LAS FRUTAS Y HORTALIZAS EN GRANADA

El sector de frutas y hortalizas posee gran relevancia en Granada, tanto en su vertiente económica como social. Se trata de un sector estratégico por la importancia de la amplísima variedad de frutas y hortalizas destinadas a la exportación como por su aportación a la producción final agraria. Las cooperativas de frutas y hortalizas asociadas a FAECA-AC Granada cuentan con más de 4600 agricultores asociados, generan más de 3000 empleos directos al año y facturaron 178.206.949,16 euros en 2010. Aún en tiempos de crisis, el sector hortofrutícola ligado a las cooperativas destaca por su capacidad para crear y mantener miles de empleos, además de generar riqueza y desarrollo y ser materia prima de una importante industria auxiliar.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí