Un simulacro pone el broche de oro a las II Jornadas de Seguridad y Supervivencia en el mar

0
920

El primer teniente de alcalde, José García Fuentes, junto con el edil de Seguridad, Manuel Ballesteros y Elena Vallejo, concejala de Relaciones Institucionales, acudieron ayer a la dársena del antiguo muelle de tierra para observar ‘in situ’ el fantástico simulacro de rescate que sirvió como colofón para cerrar la segunda edición de las Jornadas de Seguridad y Supervivencia en el mar.  García Fuentes apuntó que el curso había recogido un contenido muy completo en la materia y ha emulado una situación real de Salvamento, “con unas condiciones de la mar desfavorables, una situación que a menudo suele repetirse en nuestras costas por la orografía rocosa de las mismas.

El teniente de alcalde explicó cómo se había desarrollado el dispositivo en el que los Bomberos dispusieron una serie de mangueras oscilantes a las que se les asignan se le asigna unos grados de inclinación, a partir de los cuales se mueve la manguera de manera automática por la propia impulsión del agua. “La verdad es que este sistema ya venía incluido en la equipación del último vehículo que hemos adquirido y es bastante interesante porque permite que el bombero pueda estar realizando cualquier otra labor mientras la manguera mecánicamente hace el movimiento de oscilación”.

Organizadas por el Real Club Náutico, se trata de las primeras jornadas desarrolladas en este entorno donde se aplican protocolos de marina mercante. También es la primera vez que se autoriza a nivel nacional un rescate civil de náufragos de una balsa salvavidas desde un helicóptero militar de la unidad SAR

El objetivo de estas jornadas ha sido informar a los deportistas náuticos sobre los riesgos que esconde el mar y las técnicas para prevenir accidentes, teniendo en cuenta que el rescate en los incidentes sufridos por los deportistas náuticos ocupan un alto porcentaje en la tasa de actuaciones de los Servicios de Salvamento.

El concejal de Seguridad, Manuel Ballesteros indicó que “a pesar de ser un simulacro, hemos podido observar la dificultad que entraña el salvamento en la mar. Si hubiese sido una situación real podrían haberse complicado las cosas muchísimo. Esto quiere decir que aunque el mar sea un medio magnífico y lleno de recursos hay que tenerle mucho respeto, al igual que a la montaña, por eso hay que ir preparado para cualquier eventualidad que pueda surgir”. García Fuentes señaló que el Ayuntamiento ha prestado su colaboración “porque entendemos que la seguridad en el mar es básica, y más aún en nuestra zona en la que sabemos que tenemos que extremar las precauciones por los temporales que concurren en nuestro litoral”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí