EL JUEVES SANTO SE CUMPLIERON LOS PRONOSTICOS: LA LLUVIA CAYÓ DEL CIELO

0
1379

DOMINGO LOPEZ FERNANDEZ

            A diferencia de días los días precedentes, el jueves santo se cumplieron los pronósticos que informaban de fuertes lluvias sobre toda la comarca. Durante todo el día el tiempo estuvo amenazante pero no se produjo precipitación alguna hasta las 18 hrs, momento en el que descargó una suave lluvia que hacia las 19,15 hrs se convirtió en torrencial. A esa hora la hermandad de Jesús de Pasión se encontraba en el Santuario de Nª Sª de la Cabeza con sus hermanos dispuestos para organizar el desfile penitencial, pero ante el cariz que estaba tomando la tarde se realizaron consultas a Granada, Málaga y Almuñécar para conocer las perspectivas de su evolución. También se contactó con la junta de gobierno de la cofradía de Nº Padre Jesús Nazareno, cuya salida estaba prevista para una hora más tarde, en orden a saber sus intenciones, pero su respuesta fue la de esperar hasta ver como evolucionaba la tarde. Finalmente, dado que no escampaba, la junta de gobierno de Jesús de Pasión se reunió en pleno en la sacristía y acordó suspender la estación de penitencia de este año 2011.

            Paralelamente, en el otro extremo de la ciudad, los hermanos de la Cofradía de Nº Padre Jesús Nazareno iban llegando a su casa-hermandad a pesar de la fuerte lluvia que caía en esos momentos. En verdad era difícil acceder a ella por el cúmulo de personas dispuestas junto a su puerta de entrada y aunque había esperanza, el desanimo cundió en todos pues la tarde era verdaderamente desapacible. La junta de gobierno de la cofradía estuvo esperando acontecimientos y demoró su decisión final hasta las 20,55 hrs., momento en el que comunicó la definitiva suspensión de la procesión. El hermano mayor ordenó entonces el rezo de una oración, y realizado éste Diego Martín dedicó a los titulares sus tradicionales cánticos religiosos. Posteriormente los pasos procesionales fueron “bailados” por sus respectivos cuerpos de costaleros dentro de la casa hermandad. En definitiva un jueves pasado por agua, aunque éste tenía algo de particular, el de que era jueves santo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí