CCOO Granada se suma a la movilización de los estudiantes de la UGR contra la supresión de las clases presenciales

0
981

R.E.F.

El sindicato ha apoyado hoy la manifestación convocada por los estudiantes y en apoyo a toda la comunidad universitaria, al considerar «bochornosa» la supresión de las clases presenciales en la Universidad de Granada, una medida política que, a juicio del sindicato, no va a arreglar nada desde el punto de vista sanitario

CCOO EN LA MOVILIZACIÓN DE LOS ESTUDIANTES GRANADINOS…

Estudiantes de la UGR y organizaciones sindicales, entre ellas CCOO, denunciamos hoy que tras las aglomeraciones ocurridas en el pasado Puente del Pilar en la ciudad de Granada y el aumento de casos de covid-19 en la capital, la única medida de contención de la enfermedad que se ha tomado haya sido precisamente una medida que recorta el derecho a una educación plena a la vez que, a su entender, no tendrá incidencia observable en la contención de la enfermedad.

Para CCOO Granada es bochornoso que desde el gobierno de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Granada se haya culpabilizado a la comunidad universitaria del aumento de casos, cuando todos hemos visto cómo estaban las calles de la ciudad, saturadas de turistas, durante el puente, sin que nadie haya ni siquiera cuestionado si fue prudente fomentar el turismo sin garantizar a la vez que no se pusiese en riesgo a la población. Así mismo, considera el sindicato que la presencialidad en las clases de la UGR es una de las actividades más seguras, dado que en todos los casos se ha garantizado la distancia social, las clases están ventiladas y tanto el alumnado como el profesorado y el Personal de Administración y Servicios de la UGR está cumpliendo rigurosamente todas las medidas de seguridad, cosa que, por ejemplo, no se puede afirmar para otros centros educativos, como pueden ser los de primaria o secundaria donde, debido a las ratios elevadas y falta de espacio, no se han podido garantizar estas distancias.

El sindicato incide en denunciar la hipocresía de este gobierno que, siendo responsable de la seguridad en los centros educativos no universitarios, mira para otro lado y no proporciona los medios humanos ni espaciales para garantizar la seguridad de nuestros escolares y sus familias, y sin embargo se apresura a cerrar las clases en la UGR, donde sí se han hecho bien las tareas.

Por estos motivos, CCOO manifiesta su apoyo a la movilización estudiantil y seguirá reclamando «la restauración de las clases presenciales en la UGR, así como las medidas necesarias para la seguridad de toda la comunidad educativa, entre ellas la contratación de más personal laboral sobre todo de limpieza en los centros educativos públicos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí