DOMINGO DE RESURRECIÓN Y AL TERCER DIA RESUCITÓ Y FUE A ALABADO EN PROCESION POR LAS CALLES DE MOTRIL

0
848

                                                                                           Domingo López Fernández

            Domingo, 20 de abril, Pascua Florida en honor a Jesús Resucitado. Atrás queda la Semana Santa, la fiesta que conmemora la pasión y muerte de Cristo, para dar paso al llamado tiempo Pascual que durante cincuenta días habrá de finalizar en el Domingo de Pentecostés. Una mirada atrás nos permite hacer un balance realmente positivo de todo cuanto ha acontecido en Motril en los últimos siete días, caracterizados por un tiempo primaveral, ausencia de pronósticos desfavorables en cuanto al tiempo y sentidos desfiles procesionales en la calle. Eso por lo que respecta hasta esta misma mañana en la que la climatología ha emborronado el horizonte y ha dispuesto las primeras lluvias del mes de abril. En el plano económico balance igualmente positivo que nos trae muy buena cuenta en los tiempos que corren pues la costa ha estado repleta de visitantes, lo que se ha reflejado en buenos dividendos para los establecimientos restauradores. Como todos los años el Domingo de Resurrección se celebra en Motril con gran algarabía de la mano de la archicofradía del Dulce Nombre de Jesús, fiesta que ha adquirido una gran dimensión al ser declarada como Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía en base a los caracteres de antigüedad, originalidad y valores de tradición popular que pone en liza su peculiar cortejo procesional.

Como todos los años la tradicional procesión del Niño Dios resucitado se ha verificado tras la celebración eucarística del día dando pie a su inicio a las 12:00 hrs de la mañana. El cortejo que forman niños en edad escolar ha quedado organizado en el pórtico de la iglesia de la Encarnación disponiendo a su cabeza la cruz parroquial con manguilla escoltada por dos ciriales y el flamante estandarte cofrade bordado en hilo de oro que muestra en su centro la efigie de su titular tallada en madera. A continuación dos filas de niños desfilan con las tradicionales campanillas de barro y dan paso al cuerpo de ciriales que precede el trono del Resucitado. Es éste uno de los mejores pasos que radican en la ciudad, habiendo sido confeccionado en 1996 en estilo neobarroco en el taller de Santa Águeda. Siguiendo el boceto que le sirvió de diseño muestra éste cuatro sugerente candelabros de cinco brazos en las esquinas permaneciendo bajo su canastilla veinte hermanos costaleros en edad juvenil. Respecto a la imagen que le preside es obra  del escultor Miguel Ángel González Jurado y fue ultimada en el año 1992, verificándose su bendición en la iglesia Mayor el primer día del año que le sigue.

El itinerario dispuesto por la cofradía del Dulce Nombre de Jesús  para este año no sugiere cambios sustanciales con respecto al año anterior y ha partido desde la iglesia Mayor para continuar por Plaza de España, Romero Civantos, Plaza de Díaz Moreu, Catalanes, Jardinillos, Virgen del Valle, Plaza de las Palmeras, Emilio Moré, Díaz Moreu, Romero Civantos, Plaza de España y desde aquí regresar a su templo donde adelantando el paso ha verificado su clausura ante los pronósticos más que favorables de posibles lluvias en la costa. Como nota emotiva señalar que ya en su interior el capataz del paso ha querido que el costalero implicado en el incidente del viernes efectúase una “levantá”, momento de gran sentimiento que ha gozado el espontáneo aplauso del público presente mientras  recibía el abrazo de todos sus compañeros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí