El Faro

Gana la derecha, pierde Granada

Gana la derecha, pierde Granada

AGUSTÍN MARTÍNEZ

Amables lectores, esta es una de esa columnas que uno estaría encantado de envainarse desde la A a la Z. Créanme que desearía errar de la primera a la última línea, pero me temo que, a la luz de los hechos de las últimas horas, lo aquí escrito no estará muy lejos de la realidad.

Tras el infame “teatrillo” escenificado desde el pasado 28 de mayo por la derecha de Ciudadanos, la extrema derecha del PP y la derecha extrema de Vox, estoy absolutamente convencido de que, allá donde le salgan las cuentas, esta “Santísima Trinidad” sumará, colocando a los populares en alcaldías y presidencias de comunidades, dando la “pedrea” de las presidencias de parlamentos y asambleas a Ciudadanos y blanqueando a los neofascistas de Vox, quienes de paso imponen su ideario medieval a los pimpollos de la “derechita cobarde” y de la “veleta naranja”

A 48 horas de la constitución del Ayuntamiento de Granada, Vox no se junta con el PP, Ciudadanos no se junta con Vox y ninguno de los tres se juntan con el PSOE. Así las cosas parecería lógico pensar, que sería alcalde el candidato de la lista más votada, o sea, Francisco Cuenca … Pero no sean ingenuos, eso no ocurrirá.

Por más que Macarena Olona, tuiteara la posibilidad de que Vox podría no apoyar a Sebastián Pérez; por más que Onofre Miralles, le jure odio eterno; por más que el mejor cráneo de los candidatos se ponga exquisito con el PP, cuando llegue el mediodía del sábado y por lo tanto la hora de la verdad, los votos de Ciudadanos, de Vox y del PP, harán alcalde de Granada al candidato popular. Eso sí, no necesariamente ese candidato tendría que ser Sebastián Pérez.

Cuando la derecha puede sumar, suma siempre. Los programas, las ideologías, el reparto de sillones y las diferencias “irreconciliables” hasta cinco minutos antes, no sirven nada más que para “entretener” a los periodistas, a la ciudadanía y a los incautos candidatos que en alguno de esos momentos, se han creído ese teatro indecente y por un instante se han visto como alcaldes.

Ya ocurrió hace cuatro años y entonces, Pepe Torres y Luis Salvador, firmaron la pipa de la paz, en la mesa de un céntrico restaurante granadino, eso sí después de un auténtico sainete previo, en el que por momentos, Paco Cuenca se sintió alcalde, lo que a la postre le ocurrió, detenciones de la UCO mediante.
Me encantaría errar en el pronóstico, pero las derechas siempre suman. Está en su ADN gobernar por la “gracia de Dios”, ya que para ellos que la izquierda consiga el poder, es solo una anomalía transitoria, porque de todos es sabido que ejercer el poder, es cosa de la derecha. Por eso siempre suman. Sin complejos, ni vergüenza ajena.

Lo ocurrido con los presupuestos andaluces marca claramente el derrotero de esta auténtica banda. Mientras nos han entretenido con la bolita del trilero, Vox nos ha llevado a retroceder décadas con sus exigencias en materia de Igualdad, Memoria Democrática, inmigración, etc. Lo imperdonable es que esos campeones del constitucionalismo del PP y Ciudadanos, traguen con total naturalidad con semejante calamidad.

Con independencia de las consecuencias que semejantes “enjuagues” acaben por tener en el electorado -ya veremos donde acaban Ciudadanos y Vox dentro de cuatro años-, sí que sería deseable que los lumbreras que dirigen esas formaciones, no tomaran al personal por imbéciles de babero.

Las ñoñas escenificaciones de diferencias irreconciliables, las poses de damisela ofendida, los desaires de sainete decimonónico, ya no engañan a nadie, porque cualquier inteligencia básica en este país sabe que, allá donde le den los números las derechas sumarán.

Cuando concluya la constitución de ayuntamientos, parlamentos y gobiernos autonómicos, los votantes harán cuentas y comprenderán, por fin, aquello que nunca llegamos a entender cuando éramos niños y nos preparaban para la primera comunión, el dogma de la Santísima Trinidad, o lo de “tres personas distintas y un solo Dios verdadero”. Pues eso que sumando, sumando, la derecha gana y Granada pierde.

PD.- ¡Ojalá me equivoque mucho!

Agustín Martínez -periodista-

La Voz de Granada

URL: http://www.elfaromotril.es/?p=115762

Escrito por ElFaro en 13 jun 2019. Archivado bajo Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

WordPress Blog

Galería de fotos

Acceder WordPress Blog
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire