El Faro

EL ÚLTIMO VIAJERO ROMÁNTICO

UNA NUBE

IÑAKI RODRÍGUEZ -Escritor-

Intento agarrarte pero te escabulles. Eres más rápida que el viento. A veces subes muy alto, hasta la troposfera.  Estás hecha de minúsculos cristalitos de hielo. Cuando ríes, formas a tu alrededor un aerosol vestido de luz. Si lloras, tus lágrimas se precipitan al vacío, con más o menos fuerza (según tu estado de ánimo). Tu corazón es tan puro que, cuando quieres, desprendes lindos copitos de nieve. Unos días traes frentes fríos y otros cálidos. Cuando te disgustas, es mejor sujetarse a algo porque vienen torbellinos. Estratocúmulos y nimbostratos te conocen bien. Eres mágica y pertinaz. En nube lenticular te conviertes, para observar antes de actuar. En verano, si el sol molesta, te transformas en cumulonimbo. Eso indica que va a haber tormenta. En invierno, si hace mucho frío, la borrasca es pura depresión. Para entretenerte, en ese gélido momento del año, atrapas nieblas antes de que llegue el sucio ¨smog¨. No nos besamos, ni tocamos, pero te quiero tanto… Delicada, a veces te cubres el rostro con un velo nuboso y transparente; cambiando, de cuando en cuando, tu manto gris por uno blanco. Cuando tu sombra algodonada camina alegre, va dando graciosos saltos por el cielo empedrado. Entras en mi jardín sin avisar. No sé quien está más enamorado, yo o mi limonero lunero. Quisiera estar contigo, pasear juntos por las nubes; darnos un baño de luz, jugar al ¨pilla pilla¨ (aunque te gusta más el escondite y nunca te puedo encontrar) Nada en el cielo se puede comparar a esta nube de pasión que nos envuelve. Tu amor es pura onda, autentico ciclón. Envidia tienen aquellos que desearían verte en un yunque. Altocúmulos de losetas, guijarros, rodillos… Eres libre, brillante, genial… No te alteres cuando te critiquen. Siempre ensalzaré tu talante y te pondré por las nubes. Cuando te mueves con el viento y te veo tan aventurera y feliz, me quedo muy solo y elaboro nubes de palabras que ayudan a pasar el tiempo. Mejor dicho, a olvidar. Arrinconar pensamientos. Tu recuerdo es un mal derrotero y solo me hace desear aun más, el querer ser nube, pájaro, viento… Vivir en los aires y alejarme de este mundo ridículo e insulso. Abandonar la nube de humo en que vivimos, esa nube de confusión y cumplir y no cumplir, con aquello que siempre me dice la gente, que vivo en una nube y ponga los pies en el suelo. Ahora tan solo queda soñar en nubes bajas, medias y altas. Anhelar que se abra un claro subir al cielo.

URL: http://www.elfaromotril.es/?p=114495

Escrito por ElFaro en 16 may 2019. Archivado bajo Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Weboy

Galería de fotos

Acceder Weboy
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire