El Faro

GRANADA Y YO

Entrevista a Daniel Mestre, director del Coro de la Orquesta Ciudad de Granada

JOSÉ LUIS LÓPEZ ENAMORADO

El verano de 2004 se presentó en sociedad el Coro de la Orquesta Ciudad de Granada bajo la dirección de Mireia Barrera, quien desempeñó esta actividad hasta 2006 que pasó a dirigir el Coro Nacional de España. Fue sustituida por Daniel Mestre, un músico nacido en Igualada, Barcelona, que inició sus estudios musicales en la Escolanía de Montserrat. A Granada le interesa  su Coro, evidentemente, pero por esa razón ha de interesarle también saber quién es el responsable de su formación, su perfeccionamiento y la preparación de las obras programadas para cada temporada. Daniel Mestre estudió además violín, canto, música de cámara, dirección coral, dirección  orquestal y es licenciado en Historia del Arte. Cuenta con un rico fondo curricular que contempla actividades en Austria y Praga o en Sudáfrica como director del Coro de la ópera Ciudad del Cabo y como asistente de dirección en numerosas producciones operísticas.

J. L.- Buenas tardes Daniel, gracias por invitarme a tus ensayos con el COCG. Decía que en Sudáfrica participaste en producciones operísticas pero hubo una especial, que se celebró en un lugar históricamente emblemático ¿cuál fue esta producción?

D.- Fue en Robben Island, que a algunos les sonará su nombre supongo a través de las películas, los reportajes y sobre todo por el Mundial de Fútbol que ha ayudado mucho a conocer este país fascinante que es Sudáfrica. Pues… ya les sonará este nombre, es la isla donde se encuentra la prisión de alta seguridad en la que estuvo Mandela muchos años, 27 años de reclusión en la cárcel. Esta producción operística fue sin duda un punto culminante en mi trayectoria porque realmente fue algo increíble, impresionante, una experiencia inolvidable. Una ópera fantástica de Beethoven, “Fidelio”, que habla de un prisionero político y que tiene muchos paralelismos con la historia personal de Nelson Mandela, se interpretó dentro de la cárcel, con un marco natural y fue impresionante.  Ahora la cárcel es un museo, no existe como prisión, se visita usando los ferry; con los ferry se trasladó toda la infraestructura para los decorados y al público que asistió, unas ochocientas personas. Hubo dos funciones de “Fidelio”.  Lo más inolvidable fue preparar un coro formado mayoritariamente por negros que vivieron en su piel la época más oscura del apartheid y siendo los protagonistas de una historia de represión, etc. Y algunos cantaban el “Coro de Los Prisioneros” con lágrimas en los ojos porque habían estado en esa cárcel. ¡Emocionante!. Lo emitió la SABC la televisión sudafricana y tuvo unos índices de audiencia tremendos. Creo que también se pasó en Noruega porque era una coproducción.

J.-L.- En el 2006 asumes la dirección del Coro de Granada ¿qué ha cambiado desde entonces?

D.- El Coro me lo dejaron muy  buenas  manos, Mireia  Barrera hizo un trabajo espléndido formando un coro de la nada aunque

algunos tenían experiencia coral. En estos cinco años que estoy al frente del Coro hemos intentado que técnicamente se

desarrolle, que las voces vayan cogiendo también un poco más de solidez, de cuerpo, hemos procurado ampliar horizontes, ver repertorio… en estos años hemos tocado ya obras de bastante envergadura como una “Pasión según San Juan”, una “Misa en Si Menor” de Bach, también obras modernas, más contemporáneas de Villa-Lobos por ejemplo. He intentado hacer, al menos una vez al año, una producción con nosotros solos, a capella o con órgano, como es el caso de esta semana.

CORO DE LA ORQUESTA CIUDAD DE GRANADA

J.L.- ¿Todos los componentes del coro son músicos? ¿Qué conocimientos mínimos son imprescindibles para ser componente pues?

D.- No todos son músicos, la mayor parte de los componentes tiene algún estudio musical y algunos han hecho algo de canto o tienen mucha experiencia coral también. No es un coro profesional pero el nivel de exigencia es alto donde el mínimo imprescindible para entrar es tener una buena voz, una voz ya formada que pueda empastar en un grupo, que puedan afinar. Es un coro que no trabaja muy regularmente, a veces nos encontramos cada dos semanas o tres entonces hay un trabajo en casa, serio, por lo que es importante que la gente tenga algunos conocimientos musicales para estudiar en casa las obras que trabajamos.

J.L.- Tengo entendido que los componentes del Coro no son personal fijo, no son de plantilla ¿esto puede convertirse en un hándicap para la dinámica de trabajo, no sé… pueden surgir falta de asistencia porque se deben a sus propios trabajos, pueden darse casos de indisciplina?

D.- Este es un coro muy peculiar que tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Por una parte es amateur, en el buen sentido de que la gente viene porque le gusta porque pone en ello ganas e ilusión y esto es la base principal. Por otra parte no es un coro profesional y entonces, claro, a veces me encuentro con que alguno no viene al ensayo por razones profesionales; hay un nivel de exigencia, tiene que haber un punto de flexibilidad pero en algunos casos he tenido que decir que… sintiéndolo mucho, no ha venido el mínimo de ensayos y muy a mi pesar…

J.L.- ¿La Gerencia tiene planteado dirigirlo hacia la profesionalidad?

D.- Es complicado sobre todo en estos momentos, a corto plazo resulta casi imposible. Ya conseguimos un primer paso que es pasar de no cobrar nada e incluso perder dinero, porque algunos se desplazan desde Almería o desde Málaga, a disponer de una beca que cubre estos gastos y está destinada a facilitar el estudio personal del canto, que cubra las clases de canto. No es mucha cantidad pero realmente es un primer paso.

J.L.- ¿Es frecuente este funcionamiento en los coros de orquestas españolas?

D.- En Cataluña hay varios coros de este perfil, coros no profesionales pero de un nivel alto. Están el Coro Madrigal que dirige la misma Mireia, el Coro Liber Cámara, el mismo Orfeo Catalá, etc. Hay una tradición pero también es importante que haya coros profesionales, aquí yo creo que debería haber alguno.

J.-L.- Hay dos modos de actuación del Coro, uno es con la Orquesta en aquellas obras que así lo requieran y otro de modo independiente, con obras corales. ¿Cómo se hace un repertorio? Supongo que es una de las labores fundamentales y más difíciles.

D.- Es un trabajo de equipo. La figura más importante de la Orquesta es su Director titular y artístico, que es Salvador Más en este caso, y es quien tiene la última palabra pero él siempre me pregunta, me consulta, yo le hago propuestas. Por suerte tenemos un director que conoce muy bien el coro, había sido director de coro y conoce muy bien las posibilidades, las limitaciones, las virtudes de este coro y entonces él apunta muy bien el repertorio que necesitamos en cada momento.

J.L.- ¿Cuando solo actúa el coro las obras las seleccionas tú?

D.- Sí, en este caso si tengo más capacidad de decidirlo todo.

CORO DE LA ORQUESTA CIUDAD DE GRANADA, (EN BLANCO Y NEGRO)

J.L.- ¿Atiendes a un contenido grato en función de una línea marcada, atiendes a las cualidades del público receptor del concierto…?

D.- Un poco de todo. Uno ha de tener un conocimiento amplio de repertorio porque tiene que ajustarse primero al instrumento que tiene, es un coro que no puede cantar solo la “Misa Solemnis” de Beethoven u otro tipo de repertorio. Hay que buscar un programa que sea atractivo porque es un público entendido, exigente y algo especial porque hay muchos coros en Granada, tal vez buscar algo que no se haya hecho aquí. Es un poco pensar en el público pero también en las posibilidades que uno tiene.

J.L.- ¿El Coro viaja dentro y fuera de nuestras fronteras?

D.- De momento en el extranjero todavía no ha actuado, espero que en un futuro sí lo haga. Hemos estado lógicamente en Granada, en el Palau de la Música Catalana, en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, en Valladolid con “El Mesías” de Haendel…. Salidas puntuales, pocas, aunque espero que poco a poco la gente vaya conociendo el Coro.

J.L.- ¿Qué hace diferente un director de otro ante una misma obra?

D.- (ríe) Son personalidades distintas, por tanto la interpretación de la música es distinta. Cada director tiene su personalidad, su bagaje, su manera de ver la obra y le imprime un sello propio; esta es la riqueza de la música, que uno puede escuchar veinticinco mil versiones de la “5ª Sinfonía” de Beethoven y siempre verá cosas nuevas en cada interpretación.

J.L.- ¿Cómo se sitúa el Coro de la Orquesta Ciudad de Granada frente a otros de Andalucía (Cádiz, Málaga, Córdoba, Almería)?

D.- Son coros diferentes, el Coro del Teatro de la Maestranza de Sevilla es un coro de ópera que son otro tipo de voces; el Coro Barroco de Sevilla que es un poco parecido al nuestro porque es relativamente joven se dedica más al repertorio barroco; de los otros conozco poco, cada uno tiene su perfil y su idiosincrasia pero creo que nuestro coro es el que ha tenido la trayectoria más ascendente, a nivel de críticas tiene ya un cierto nombre en Andalucía y eso nos enorgullece a todos.

J.L.- ¿Con qué frecuencia ensayas, es suftciente?

D.- Depende un poco del programa. Siempre intentamos ensayar como mínimo cada quince días pero cuando hay más

programas lo hacemos con más frecuencia. En la semana del concierto hay un intensivo y entonces son tres o cuatro días seguidos. Este es más o menos el ritmo de ensayo.

J.L.- ¿Cómo es que ha nacido tan tarde este Coro?

D.- Porque es el Coro de la Orquesta Ciudad de Granada. La Orquesta no tenía ninguna obligación de crear un coro pero en la última etapa de Josep Pons como director, una vez que esperó a que se estableciera primero la orquesta, que tuviera un nombre y un prestigio, entonces supongo que se dieron cuenta de que habiendo una realidad cultural y coral tan rica en Granada pues era mejor, de cara a la Orquesta y de cara a la ciudad, tener un coro propio más que invitar a otras agrupaciones como se hacía hasta entonces, al Coro de Valencia, al Coro del Palau que venía muy a menudo. Yo creo que ha sido, no cabe duda,  una iniciativa buenísima para la Orquesta misma porque es un coro que se ha hecho suyo, lo aprecian y lo miman  –al menos los músicos de la orquesta-  nos aprecian (sonríe) y la ciudad yo creo que poco a poco lo va haciendo suyo.

J.L.- ¿Este Coro brilla especialmente…. ¿en qué estilo?

D.- Paralelamente a la Orquesta; la orquesta digamos que también brilla en el repertorio barroco clásico, tiene una manera de hacer, de tocar, de un estilo ligero, claro, nítido y nos hemos encontrado bastante bien en este tipo de repertorio. Entonces, creo que es bastante parelelo sin olvidar, naturalmente, otros estilos, pero nos encontramos más cómodos  con una Misa de Mozart o con un oratorio de navidad de Bach.

J.L.- y más contemporáneas…?

D.- Hemos hecho cosas de Britten incluso en el mismo concierto inaugural se hicieron cosas de Juan Alfonso García compositor pacense afincado en Granada. También Villa-Lobos o en la Semana internacional de órgano hubo un “Sanctus” de Josep Vila.

J.L.- Gracias y suerte, trabajaremos para ensanchar los caminos de la Música.

(Noticias del Genil, mayo de 2011)

URL: http://www.elfaromotril.es/?p=114074

Escrito por ElFaro en 7 may 2019. Archivado bajo Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

WordPress Themes

Galería de fotos

Acceder Free WordPress Themes
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire