El Faro

EL VERBO PROSCRITO

EL HOMBRE: ESE OSCURO OBJETO DE DESEO

JUAN JOSÉ CUENCA -Escritor-

¿Recuerdan cual era el colmo de un pianista?, ¿y el de un jardinero? El del primero era tener una hija que se llamara Tecla y que todo el mundo la “tocase”; en el segundo caso, el colmo estaba en tener una hija llamada Margarita y que algún desaprensivo con la libido por las nubes se la “deshojara”. Seguro que más de una vez han oído alguna de estas afirmaciones pero ¿cuál, señoras y señores, es el colmo de un actor porno? Seguidamente lo descubriremos.

El actor porno Nacho Vidal (Ignacio Jordá González para la familia y amigos) de 43 años denuncia sufrir abuso sexual en Colombia, donde se instaló el año pasado para filmar la versión XXX de la serie “Narcos” de la plataforma Netflix. El hecho ocurrió cuando acudió a una clínica de salud por un fuerte dolor de oído producido tras un viaje. Una vez allí y para su sorpresa, le hicieron bajar los pantalones y el médico comenzó a “tocarle” en sus partes íntimas. Aunque se encontraba un poco molesto, accedió incluso a hacerse unas fotos con el médico antes de que éste lo derivara al otorrinolaringólogo.

Daniel Mendoza, abogado del actor, relata que Nacho presentó una denuncia por abuso sexual al comprobar mediante su otorrino que no hacía falta tocarle los genitales para ver el mal de su oído. El actor confiesa que se sorprendió un poco con esta petición y hasta tuvo una erección por el prolongado y “artístico” manoseo. A pesar de su trayectoria en el cine porno y que parecía estar curado de cualquier espanto, se indignó tanto al comprobar que había sido “tocado” con libidinosa intención, que su defensa presentó una denuncia de carácter penal por acto sexual abusivo. Toma del frasco, carrasco… ¿Han adivinado ya cuál es el colmo de un actor porno? Pues precisamente ese: ser tocado en sus partes con engaño y…sin cobrar, claro, porque cobrando bien que le da al sobe.

El actor presentó como testigo a un amigo que lo acompañó a la clínica y que estuvo presente durante los hechos denunciados. Responsables de la Clínica Country anunciaron en un comunicado que el médico que protagonizó el incidente está suspendido temporalmente mientras se investigan los hechos, aunque de acuerdo con su versión “la evaluación médica practicada respondió a los síntomas referidos por el paciente durante la consulta, a la que asistió con un acompañante”. Parece ser que el hombre ya tiene que estar más que harto de que le toquen el pito, después de haber protagonizado casi 170 pelis porno con las actrices más bellas y cotizadas del momento y si es otro hombre el que te lo hace, peor que peor.

Habría que investigar si el sufrido actor dejará el porno ante tremendo contratiempo, que ya van pesando los años y los jóvenes (nunca mejor dicho) vienen empujando fuerte. Muchas (y muchos) matarían literalmente por dedicarse activamente al negocio de las pelis de fornicio, aunque no todo el mundo vale para realizar tales tareas frente a una cámara. Y parece ser también que Nacho Vidal anda un poco en horas bajas, buscando hermosas florecillas por las cunetas embarradas de la industria del porno y hasta ha tenido que concursar no hace mucho en un reality perdido en una isla donde no brilló precisamente ni por su portentosa virilidad, ni por su educación, sino por ser un remilgado enfermizo que nada tiene que ver con lo que anuncia en sus películas.

Y que no piensen las féminas (ni los hombres, por lo que les toca) que el ser actor o actriz porno lleva implícito que a cada minuto vas a tener izado el mástil de la bandera o vas a tener ganas de sexo hasta cuando vas al dentista. Mucho menos que nadie puede ir por ahí toqueteando cosas que no son suyas sin permiso, por el mero hecho de haberlas visto en acción un centenar de veces y ser más conocidas que el baúl de la Piquer. No se equivoquen. Lo mismo hasta el señor Vidal tiene sexo anodino, íntimo y pusilánime con su pareja los sábados por la noche dejando la fogosidad para sus producciones, donde se debe a un entregado público. Si no, no me lo explico coño. Que vale que en las pelis éstas hay cortes y nada se desarrolla al ritmo que vemos en pantalla, pero aún así…

Mira que a lo peor va a ser envidia.

URL: http://www.elfaromotril.es/?p=103993

Escrito por ElFaro en 13 abr 2018. Archivado bajo Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

mugen 2d fighting games

Galería de fotos

Acceder Premium WordPress Themes
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire