El Faro

EL VERBO PROSCRITO

DESEOS INFABLES

JUAN JOSÉ CUENCA -Escritor-

Una vez soñé, con ese regustillo a película antigua donde me creía el protagonista absoluto, que me encontraba entre rejas. Sí, entre rejas. En la cárcel. En chirona, mismamente.

Ya sé que no es un sueño nada raro, ni recurrente, ni siquiera un sueño de manual (aunque habrá algún libro que nos hable de su significado) donde seguir unas pautas para desvelar nuestros misterios oníricos. Ya lo ven, un sueño normalito pero que me hizo cavilar en el sistema penitenciario de nuestro país, y hasta esbozar una tímida sonrisa. Tan tímida como la que puede producirse entre rejas. Pero no vayan a creer que nuestro sistema penitenciario es de los peores…, ni de los mejores. Al contrario.  Existen cárceles desparramadas por el mundo que son para echarles de comer aparte.

¿Se imaginan una prisión divertida? ¿Una prisión donde a los internos se les tratase a cuerpo de rey? Quizás a tanto no lleguen estas cárceles, al menos en lo concerniente a ser divertidas (el divertimento es otra cosa y de eso van cumplidos de sobra), pero de lo que no cabe duda es de que en algunos lugares se están teniendo ideas, cuanto menos, especiales.

Y como en mi sueño no supe discernir si me encontraba en una prisión patria o en cualquier otra, y como es mi sueño y solo mío, pues me puedo permitir la licencia de imaginarme como a mí me dé la gana. Y me imagino en una prisión de Reino Unido, donde un colega preso ha tenido la genial idea de que cada recluso tenga para su uso personal una muñeca hinchable. Como lo leen. Dice el buen hombre que así se rebajaría bastante la tensión a la que están sometidos todos sus compañeros.

Una muñeca hinchable (para aquél o aquella que no sepan de lo que hablo) o muñeca inflable, es un tipo de juguete sexual que emula la forma y el tamaño de una pareja de carne y hueso. Usualmente tiene forma humana (también existen estos juguetes disponibles para animales domésticos por varias razones) y suele tener características femeninas, aunque también las hay con características masculinas e, incluso, con características alienígenas, que la fantasía vuela alto, incluso más allá de nuestra galaxia… Estos juguetes se utilizan para actos sexuales simulados o como asistente durante la masturbación.

La muñeca sexual puede componerse de un cuerpo entero con su cara, o solamente de la parte pélvica, que a fin de cuentas es la que interesa, con todas sus aperturas pertinentes (vagina, boca, ano…) dispuestas para la cópula. A veces esas aperturas vibran y pueden ser intercambiables.

Una vez que sabemos todo esto, continuemos con nuestra singular historia. Una historia que, muy a pesar de los presos, no tiene visos de llevarse a la práctica. Pero la idea de mi amigo preso Jack Swarez tiene buen fondo y merece ser reseñada. La idea se resume en que para que cada recluso pueda descargar tensiones y disfrutar los fines de  semana, se les dotaría de una muñeca hinchable para luego ser guardada en una caja durante el resto de la semana.

Algún recluso pensará que no la necesita, que ya tiene suficiente con lo que tiene a mano, creando tensiones y disputas. Eso es precisamente lo que se trata de evitar. Según señaló Swarez, “las prisiones están hasta los topes de presos jóvenes que rezuman testosterona por todos sus poros y que darían su brazo derecho por un poco de pasión carcelaria”. Mi amigo y compañero de trena  su idea en un artículo publicado en Inside Times, el periódico de la prisión donde purga una condena de 17 años por liderar una red de narcotráfico. ¿El nombre de la prisión?, lo omito deliberadamente, no sea que se formen colas y montañas de solicitudes para obtener una plaza y poder entrar allí. Vamos, overbooking carcelario en toda regla.

Otra cuestión que no tiene nada de nimia es el nombre a elegir para nuestra querida muñeca. Yo le pondría Soraya como nuestra vicepresidenta o Espe, como la Aguirre.

Aunque sólo fuera por joder.

URL: http://www.elfaromotril.es/?p=92807

Escrito por ElFaro en 15 sep 2017. Archivado bajo Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Free WordPress Theme

Galería de fotos

Acceder WordPress Themes
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire