El Faro

SEGÚN DEL LADO DE LOS 50 CM

COMUNIONES DESCOMUNALES

MANUEL MARÍA

Hay varios temas de los que podría escribir. A saber: el impuesto de plusvalía -tan de moda últimamente-, la vuelta de la burra al trigo, léase, la posible peatonalización, o no, del centro; las últimas declaraciones, vía blog, de su Señoría el Juez Calatayud sobre las comuniones. ¿Han leído las últimas palabras de su Señoría el Juez Calatayud?, sí, esas en las que habla de las comuniones; más exactamente de la celebración de las comuniones. Vienen a decir algo así como que se nos va “la olla” con la celebración de la primera comunión de nuestro hijo/a. Pero, la vida a veces lo pone a huevo, a los pocos días, sino el mismo, sale la noticia de la comunión de una de nuestras Infantas…

Hasta llega a parecer que la Casa Real, con todos mis respetos y normas que conlleven -¿o como se dice? ¿Cómo en derecho mejor proceda?-, pero como digo, hasta allí parece que lo han leído; que comunión más recatada, ¿o no?, si al fin y al cabo solo se ha invitado a los Reyes de España” -abuelos, digo- y algunos miembros más de los “alrededores; y el menú, imagino, habrá ido en consonancia con los invitados; “…cualquier cosilla, lo que pilles por ahí…si solo se trata de la comunión de la niña…” -habrán dicho, supongo-. Además, se han fijado, si hasta el vestido de comunión era el uniforme del colegio, habrá más “empatía”; como nosotros, como los demás, como los pobrecillos esos que no tienen para pagar más…Ha sido noticia en todos los diarios, escritos o visuales: “las comuniones se nos va de las manos…”

¿Ustedes han oído la canción de “Su Primera Comunión”, creo que se llama algo así, de gran, siempre “GRANDE” Juanito Valderrama…decía algo así:

“Como una blanca azucena,

Lo mismo que un jazmín

Va mi niña hacia la iglesia,

A la iglesia de San Gil.

Ha cumplido siete años

Y va a recibir a Dios;…(para no extenderme, abrevio)

…En el quicio de la puerta

Estamos su madre y yo

Con lágrimas en los ojos

Y risas en el corazón.

(perdón por los cortes, pero acaba, más o menos así:

…Para un padre y una madre

No hay alegría mayor

Que ver hacer a sus hijos

La primera comunión.”

¡Por favor!, léanlo con detalle, léanlo con esmero, léanlo con cariño, léanlo con el corazón…¡por favor!, aunque solo sea esas pequeñas estrofas.

Son capaces, no lo dudo, de imaginarse, lo que si eso es lo que significa para unos padre; ¿son capaces de imaginarse, lo que eso significa para unos abuelos?, no me lo digan, ya lo sé, lo he vivido en propias carnes. Es por eso, no por nada, o a lo mejor sí; a lo mejor por más cosas, pero en principio por eso…por lo que no comprendo que se critique lo que “no se practica”.

Me explico, que a usted no le gusta el caviar…¡pues no lo coma!; que a usted no le gusta el pescado, porque es más de carne…¡pues no lo coma!; que a  usted no le gusta, o no le parece bien -lo mismo me da, que me da lo mismo- el uso o abuso de algún tipo de música, ¡oiga!, pues no la oiga…y así podríamos seguir. Amén, de no entrar, en lo de siempre, en “Según el  lado de los 50 centímetros”, que seguro que habrá de la otra parte -los que celebran los banquetes ¿por ejemplo?- que se preguntarán: ¿y por qué COÑO quieren quitarles las ganas de celebrarlo?. O, ¿es que nos van a “volver” a decir que “estamos gastando por encima de nuestras posibilidades”?

Pero haber si nos aclaramos, todos somos conscientes, en menor o mayor medida, pero todos somos conscientes de nuestras posibilidades…Pero, y de nuestras “necesidades”, ¿estamos también por encima, de nuestras necesidades?, y no hablo de las económicas, hablo de las otras, de nuestras necesidades afectivas…de nuestras necesidades internas…sí, internas, que pena, ¿no?, los pobres también tenemos interior, también tenemos ¿alma?; pues no sé lo que ustedes creerán, pero yo, como miembro mortal de ésta comunidad que me ha tocado compartir, creo que si, creo que si tenemos alma, creo que si tenemos necesidades interiores…necesidades que se exteriorizan, unas veces mejor y otra peor, pero a fin de cuentas, necesidades…

Y es por eso, solo por eso, por lo que no creo, y nunca, gracias a Dios lo he creído, que nadie es nadie para criticar a nadie, entiéndase en los menesteres, cuando menos habituales o rituales de ésta nuestra existencia. Precisamente por ello, no pretendo, en ningún momento de mi artículo, el criticar la postura de los que cito o me refiero, creo que están en su derecho, lo que si puedo decir y digo es que discrepo totalmente de su posicionamiento, y como no, de que además, se arroguen el derecho de cuando menos “criticar” algunas situaciones, puesto que no lo considero opinar, cosa ésta por otra parte que estoy totalmente de acuerdo con su opción. Pero, a veces, por desgracia no siempre, todo en esta vida es tan fácil como: “si no te gusta no lo hagas”. A veces hay que intentar comprender, compartir, o cuando menos tolerar…-que bonita palabra: TOLERAR- aunque no siempre lo compartamos.

Les repito lo mismo, esto no es más que un artículo, una opinión. Si no les gusta…, no vayan a dejar de leerla, critiquen, opinen, ENSÉÑENME… gracias.

Un saludo. ¡Ah! y por favor, no lo olviden…INTERACTÚEN.

URL: http://www.elfaromotril.es/?p=86289

Escrito por ElFaro en 20 may 2017. Archivado bajo Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

2 Comentarios por “SEGÚN DEL LADO DE LOS 50 CM”

  1. Paco

    Estoy contigo. A nosotros los pobres nos gusta estar toda la vida trabajando para ganar unos miseros euros, pero en fechas señaladas, comuniones, bodas, etc., ,,nos alegra rodearnos de nuestros seres queridos y amigos de verdad y ofrecerles lo mejor para celebrarlo, y no nos importa gastarnos el presupuesto del mes, ya que con ello mostramos nuestro agradecimiento, y eso no esta mal. Lo que si esta mal es robar el dinero y llevarselo a otros paises para no pagar impuestos, pero claro si son los ricos, ellos no se van a criticar, para ellos lo que esta mal es que lis pobres seamos esos dias mas ricos que ellos, porque ellos solo tienen dinero ….

  2. juanjo cuenca

    Ay, las Comuniones…!!! Se ha perdido completamente el origen, la fundamentalidad de lo básico. No olvidemos que la Primera Comunión debe celebrarse, por supuesto, pero de una manera más íntima y recatada. Aquél que tenga posibles y quiera tirar la casa por la ventana, que lo haga, está en su total derecho… El problema aparece cuando no se tiene y, empujados por las apariencias, se gasta más de lo que se tiene. Un abrazo, Manolo!!!!

Deja un comentario

WordPress Blog

Galería de fotos

Acceder Free WordPress Themes
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire