El Faro

El lado salvaje

Begoña Ramírez Joya

Cuando los gobernantes del mundo, llámese políticos, reyes, aristocracia y sobre todo banqueros, pierden definitivamente la honradez algo salpica a los pueblos. Lo peor que le puede pasar a la ciudadanía es que el engaño, pase a formar parte de su vida diaria. Entonces es la sociedad entera la que institucionaliza el mercantilismo moral y todos estamos perdidos.

Por suerte para todos nosotros a diario vemos muestras de solidaridad, apoyo, respeto y decencia en muchos de los compartimientos ciudadanos, a pesar de una situación económica que ha colocado en jaque a muchas familias. Todos somos víctimas en esta crisis. Con lo que tal vez tengamos que tener cuidado es en no convertirnos también en verdugos haciendo nuestro ese descaro mercantilista que la política mundial nos ha vuelto a regalar (menudo regalo de reyes).Y en donde la vida humana es también un valor en bolsa.

De repente como en el cuento de la cenicienta y en la bella canción de Joan Manuel Serrat nos hemos despertado de un sueño de abundancia sobre una calabaza de escasez.

No es la primera vez. Ya en 1929, el famoso crac de 1929 puso sobre las cuerdas a la economía mundial eufórica, como en este caso, de burbujitas de dinero imaginario, que luego estallaron en la cara de muchos tecnócratas del momento. Situación que queda perfectamente expresada en el libro de Nelson Algren «Un paseo por el lado salvaje»

Pero como el hombre es el único animal que tropieza dos veces (y tres y cuatro y…) con la misma piedra aquí estamos de nuevo, instalados en la ciencia ficción, en el 2012 y cometiendo los mismos errores una y otra vez. Crecimientos exponenciales que se van solapando al tiempo que terminan por colapsar la economía.

En esa ocasión, en 1929, la remontada se produjo a lomos de una guerra mundial. Da escalofríos sólo pensarlo y decirlo en voz alta aún más. Por eso sorprende que nos sigamos tragando el cuento de las guerras preventivas y los ataques como defensa.

Aquí se trata de que paguemos los de siempre, los pueblos del mundo, a los que supuestamente siempre quieren salvar los salvadores de las patrias y los valores institucionales. Nos dicen una y otra vez que tenemos que apretarnos el cinturón, cuando ya no nos queda ni cinturón. No estaría mal que empezaran a predicar con el ejemplo y empezaran los recortes de arriba para abajo y mejor aún que fuesen los políticos y banqueros los primeros en bajarse el sueldo y sobre todo que no nos convenzan de que todo vale. Que entonces sí que definitivamente habremos perdido una vez más.

 

URL: http://www.elfaromotril.es/?p=10997

Escrito por ElFaro en 2 abr 2012. Archivado bajo Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

1 Comentario por “El lado salvaje”

  1. Propongo que se recorte de los 200.000 millones de euros que nos cuesta el petróleo, dictadura impuesta en 1.972, cuando se prohibió el cáñamo y los tranvias eléctricos. En Canada, Manitoba, la Shell vende gasolina (etanol) obtenida de la varilla de cáñamo. ¿Por qué no se fomenta el cultivo en las vegas, ahora abandonadas, del cáñamo industrial del que se obtienen mas de 25.000 productos de la mejor calidad. Recuperar esta tradición vital, frenaría la ruína climática y social actual.
    Planta Verde por el Bien Común. Planta cáñamo, la planta humana de la que tenemos varias similitudes. Mas info http://www.alsativa.es telf 660055713

Deja un comentario

WordPress Blog

Galería de fotos

Acceder Free WordPress Themes
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire